My Blog Cliche's 50 Albums of 2017



¿Discos del año, uh? Una vez más, por no sé cuántos años consecutivos, aquí estoy para compartir con ustedes los 50 álbumes más hermosos de todo el 2017. No digo que sean LOS más verguis porque cada quién tiene su juicio personal y puede que hasta me recuerden a mi mamacita conforme vayan dando scroll (y la verdad no me importa), pero si son 50 de los lanzamientos más interesantes que aparecieron durante los pasados 12 meses. 

Obvio es imposible incluir todo lo que salió en el año debido a que sin ser uno que nos haya bombardeado de cosas que dejaran una huella taaaaaan fuerte, si hubo una cantidad abrumadora de discos que de principio a fin demostraron tener la consistencia suficiente para convertirse en un emblema de la década actual.

Son tiempos difíciles donde el sentimiento que evoca de una selección de canciones resulta vital para poder sobrellevar los podridos escenarios que no nos hacen naaada sencilla la existencia, y menos con la serie de problemáticas existenciales que se hicieron más fuertes en 2017. Así que sin hacerla más cansada y shalalalalalaololololz, estos son los 50 mejores álbumes en @MyBlogCliche bbz:

50. Dopplereffekt - Cellular Automata (Leisure System)


Gerald Donald es un tipo que con el paso de los años ha ido fortaleciendo su status de culto por medio de las pulsaciones análogas que suele diseñar bajo el alías de Dopplereffekt, ya que hay que recordar que al mismo tiempo forma parte de los icónicos Drexciya. Con "Cellular Automata" no solo demostró que sigue más vigente que nunca y que constantemente se encuentra en un circulo de autoaprendizaje, sino que también es capaz de crear escapes sonoros con tintes monocromáticos que se apoderen del entorno en el que son reproducidos.

El álbum tiene una notable estabilidad tanto en la parte análoga, las melodías, los sintetizadores y los crujidos que en ocasiones amenazan con saturar la atmósfera natural de las canciones, solo que esas amenazas se encargaron de inyectarle una tensión muy particular como si se tratara de un score al más puro estilo sci-fi.


49. Succumb - Succumb (The Flenser)


Cheri Musrasrik es una de las front woman más badass que existen en la actualidad. Si bien el nombre de Succumb no se ha hypeado tanto dentro del ámbito del metal/death metal/black metal/whtvr, el cuarteto lanzó un debut que se impone de forma abrumadora desde el rasposo intro con "The Initiate", mismo que poco a poco nos va acercando a los potentes berridos de Cheri en "Destroyer II" y "Bedchambers".

En los últimos 10 años han estado sucediendo cosas bastante interesantes en San Francisco y The Flenser es un sello que siempre está monitoreando lo que pasa por aquellos lares, así que de nueva cuenta acertaron de maravilla al firmar a Succumb para lanzar este sólido álbum que sin complicaciones puede estar en el top 10 de uno especializado en metal.


48. Varg - Nordic Flora Series Pt. 3: Gore-Tex City (Northern Electronics)


¿Qué les puedo decir de Varg? En estos momentos ya no necesita de mayor presentación debido a que rápidamente se adueñó del estandarte nórdico de la experimentación sonora por medio de su sello, Northern Electronics. Y aunque en el año publicó un par de lanzamientos con una orientación más apegada al techno, en "Nordic Flora Series Pt. 3" se mantuvo fiel a sus inicios ambientales para incorporar herramientas que le dieran una refrescada a los gélidos patrones que estuvo utilizando al momento de meterse al estudio, comenzando por las aportaciones vocales de Young Thug, AnnaMelina y Chloe Wise, sin dejar de lado la brillante estructura ambiental que diseñó con Drew McDowall y Alessandro Cortini titulada "Fonus".

Digamos que esta producción es como una escultura de arte que se hizo única y exclusivamente para contemplarse en un estado de inhibición.


47. Godspeed You! Black Emperor - Luciferian Towers (Constellation Records)


Los discos de Godspeed You! Black Emperor siempre suelen estar divididos en 4 historias, pero en esta ocasión decidieron separarlas a lo largo de 8 canciones para que pudiéramos admirar al desnudo la estructura general del disco.

Desde que la banda se volvió a juntar para lanzar más música nueva y no solo limitarse a salir de gira, me da la impresión de que su sonido se fortaleció de un modo donde sus ideales políticos y sociales se alteraron drásticamente para adaptarse a los patrones super jodidos bajo los que estamos viviendo en la actualidad.

"Luciferian Towers" es un notable esfuerzo de la banda por seguir demostrando que son capaces de engancharnos con una simple ambientación en ascenso que en un abrir y cerrar de ojos explota sin piedad alguna. Quizá no es el disco más contundente de su discografía, pero las 3 partes de "Anthem For No State" son de las cosas más hermosas que han compuesto hasta la fecha.


46. Clark - Death Peak (Warp Records)


Cuándo piensas en Clark es inevitable no imaginar una habitación repleta de humo y luces que cambian constantemente de color. El nivel que tiene como productor no se puede describir con palabras, ya que es algo que cada uno de ustedes necesita experimentar de forma individual.

Cada nota está pensada para tener un significado propio y con ello es muy fácil sucumbir ante los contoneos electrónicos de "Butterfly Prowler" y los devastadores golpeteos con los que nos recibe "Hoova". Pero vaya, nada de eso se compara con lo que viene después en "Slap Drones", sin problemas les puedo asegurar que se trata de una de las mejores composiciones que ha pulido en el estudio tanto por la tensión, la intensidad y las hermosas armonías que la arropan por completo.


45. F ingers - Awkwardly Blissing Out (Blackest Ever Black)


Si son personas que tienden a pensar demasiado las cosas y los procesos naturales que implica vivir en este plano existencial, es muy probable que no puedan comprender la belleza de F ingers y eso apesta. El trío es una invitación a eliminar los complejos que nos rodean las 24 horas para salir de la rutina y expandir nuestro pensamiento. "Awkwardly Blissing Out" es brillantemente incomodo.

Desde el bajeo al estilo dub de "My Body Next To Yours" y las desorientadas vocales de Carla dal Forno en "Your Confused", el disco nos va sumergiendo en un abismo donde la incertidumbre es el motor que lo mantiene de pie. Hay ocasiones donde la atmósfera parece que se va a romper por completo, pero no; se mantiene en el aire, flotando, como si se trata de ese maravilloso sueño que deseamos alcanzar tarde o temprano... como si estuviéramos en un culto.


44. Broken Social Scene - Hug Of Thunder (Arts & Crafts)


Muchas veces es un poco complicado pensar en Broken Social Scene como una banda real, ya que desde su concepción ha servido más como una institución donde se han formado músicos bastante respetables de la mano de su director Kevin Drew. Después de escuchar "Hug Of Thunder" pude comprender que los 7 años que se aventaron sin hacer nada realmente tienen una razón de ser  y fue la mejor decisión que pudieron tomar, ya que este reencuentro está repleto de emociones genuinas que se adhieren a la piel, sobretodo después de escuchar que en el disco aparece cada una de las personas que han desfilado por su alineación desde el primer día, como el caso de Feist, Emily Haines de Metric y Amy Millan de Stars.

"Hug Of Thunder" es el retrato perfecto de lo que sucede cuando te vuelves a encontrar con tus familiares más cercanos después de mucho tiempo de ausencia. Ese pequeño gran momento especial fue canalizado en 12 canciones bastante agradables y si no me creen, solo escuchen "Skyline".


43. GAS - Narkopop (Kompakt)


El alemán Wolfgang Voigt es un compositor que en ningún momento debe de ser cuestionado. El porte que tiene para diseñar una ambientación que constantemente cambie de forma y color no se puede comparar con el de alguien más.

Después de los 17 años que pasaron del lanzamiento de su tercer álbum como GAS, en esta ocasión regresó con una colección de 9 piezas cristalinas que se adaptan al sentimiento real que se esconde en el interior de una persona. Así se la hayan pasado sonriendo durante el día, "Narkopop" tiene la capacidad de sacar a flote lo que realmente está pasando en su corazón. Es un místico oasis que nos incita a crear nuestros propios universos sin gritarlo a los 4 vientos.


42. White Suns - Psychic Drift (The Flenser)


Cuando vayan a poner un disco de White Suns deben estar conscientes de dos cosas: 1. El pedo no será sencillo y 2. Más vale que estén preparados mentalmente para no vomitar. "Psychic Drift" golpea en el cerebro desde sus primeros segundos. Es una maquinaria que vive en una constante agonía y desnuda por completo los elementos que sangran sus oídos en un jam de improvisación.

"Korea" es un corte dominado por una cierra que sin problemas podríamos encontrar en el fondo de una bodega industrial completamente abandonada. La desesperación vocal de "Medicine Walk" y la palpable oscuridad que habita en cada nota hace que el misterio de "Psychic Drift" dibuje imágenes bastante perturbadoras en nuestra mente. White Suns sabe cómo demonios retarnos para hacernos sentir vulnerables ante la cosa más burda posible; este es un experimento donde son sometidos a una sesión de tortura y el dolor que se registra en su cuerpo es proyectado como una sensación de placer.


41. Demen - Nektyr (Kranky)


Cuando escuché "Niorum" por primera vez quedé sacudido emocionalmente. ¿Y saben qué? No dudo que haya sido el único en sentir eso, ya que el trabajo de Demen está pensado para desarrollarse al unísono de una emoción. Irma Orm, la mente detrás de este proyecto, es una sueca que evoca a la perfección la nostalgia de una canción de Cocteau Twins, solo que las capas que las componen nos hacen sentir como si estuviéramos en una cueva fría, junto a una laguna; una donde nuestro reflejo se sacude con las pulsaciones ansestrales de "Morgon" y "Ambur". Esta es de las revelaciones más interesantes de todo el año y no por algo Kranky (sello de Grouper y Steve Hauschildt) fue el encargado de recibirla con los brazos abiertos en su catálogo.


40. (Sandy) Alex G - Rocket (Domino Records)


Ya lo dijo Nick Cave en "One More Time With Feeling", las narrativas de cada músico cambian en determinados lapsos de tiempo a raíz de una situación que cambia tu vida por completo. En el caso de Alex Giannascoli podemos decir que sus prioridades aún no están realmente claras y que con "Rocket" optó por jugar con distintas narrativas para encontrar una personalidad propia.

Aunque pudiera parecer un accidente, al haber incorporado distintos géneros logró crear una historia de vida que se puede adaptar sin complicaciones a cualquiera de nuestros días contidianos. El romance, la felicidad, el deseo, la imaginaicón, la tristeza y la muerte, son tan solo algunas de las cosas que decidió retratar en su álbum más accesible como (Sandy) Alex G.


39. Ariel Pink - Dedicated To Bobby Jameson (Mexican Summer)


Ariel Pink le dedicó el disco a Bobby Jameson y, aunque al inicio era un detalle difícil de comprender, al final tiene todo el sentido del mundo. Ambos han tenido una historia muy particular tanto en su vida personal como en la carrera que decidieron emprender, solo que el escenario de Jameson se tornó bastante trágico y oscuro luego de que su nombre se quedara en el olvido.

Incluso, llegó un momento en el que no quería visitar Los Ángeles por miedo a que nacieran sus tendencias suicidas y homicidas. Jameson ya no está en este plano existencial, pero Ariel Pink si y tomó su historia de vida para componer canciones como "Time To Meet Your God", "Feels Like Heaven" y "Time To Live", donde el sentimiento esperanzador que habita en su estructura general puede ser tomado como una ironía.


38. Protomartyr - Relatives In Descent (Domino Records)


El sinismo es una parte vital de la naturaleza del ser humano. Si, no es la cualidad más respetable de una persona, pero todos tenemos un poco de eso en nuestro corazón. Cuando eso es transformado en una expresión de arte, las cosas tienden a cobrar un significado bastante interesante al momento de encontrarse con un intenso bajeo o un rasposo riff, tal y como lo hace Protomartyr en "Here is The Thing". Aunque "A Private Understanding" no tiene la misma fortaleza de "Relatives in Descent", es un álbum donde la banda aborda las distintas posibilidades que existen para el desenlace de la raza humana de acuerdo a lo que estamos experimentando en el presente..


37. King Krule - The Ooz (True Panther Sounds)


Si escuchan detenidamente el trabajo de Archy Marshall, podrán notar que la base instrumental tiene una referencia bastante fuerte del jazz. No es la estructura original, pero la parte más exquisita, suave y delicada del género, es recreada por una banda que sabe cómo dosificar el sombrío encanto que tienen las cuerdas vocales de Marshall.

"The Ooz" es un disco bastante versátil que a lo largo de sus 19 canciones nos muestra a un King Krule mucho más confiado y seguro de sí mismo, a diferencia de la tímida personalidad con la que nos presentó su estelar "6 Feet Beneath the Moon". Uno de los aspectos que destacan a la perfección es la misma producción, ya que los impecables arreglos que le metió en el estudio mientras se encontraba en su proceso de masterización hicieron que cada instrumento se escuche de forma sutil y elegante.


36. Chino Amobi - PARADISO (UNO)


Chino Amobi es el jefe del colectivo NON, el cual en años recientes se ha dedicado a fortalecer el circuito independiente de la música electrónica de Nueva York. "PARADISO" es una sólida introducción al infierno que se vive en su interior; una donde todos podemos deshacernos de nuestros complejos y dejarnos seducir por el segmento hablado de "Law I (The City In The Sea)", mismo que rápidamente se transforma en un oasis raver que bien pudiera tomar lugar en el interior de un club goth en la zona clandestina de NY. Esta producción es densa, envolvente, hiperactiva y ambiciosa, es un testamento donde el underground se reúne en un solo lugar para hacer que su voz suene más fuerte que nunca.


35. Autumns - Suffocating Brother (Clan Destine Records)


Christian Donaghey es un productor irlandés que desde hace un par de años ha estado trabajando con Downwards Records, con lo que obviamente su estilo fue girando en  torno al techno que establecieron mentes como Regis, Silent Servant y Kerridge.

En "Suffocating Brother" para Clan Destine Records, Autumns no solo siguió sometiendo los patrones de la vieja escuela, también incorporó elementos estrictamente gélidos que por lo regular suelen nutrir las bases del darkwave en el Reino Unido. Este es uno de esos discos que tristemente pasaron un poco desapercibidos en el año, pero su contenido es digno de transformarse en un clásico de nuestra era.


34. Ryuichi Sakamoto - async (Milan Records)


Con "async", Ryuichi Sakamoto volvió a nacer. Es su propia manera de procesar un periodo de dolor donde el agotamiento corporal, mental y emocional, finalmente está encontrando su equilibrio natural con un espíritu esperanzador dónde está listo para vivir un capitulo más. Aunque estuvo 8 años ausente por someterse a un tratamiento contra el cáncer de garganta, el compositor japonés regresó con una obra angelical que minuto a minuto va depositando un sentimiento muy particular en nuestros oídos.

Es uno de esos ensambles que deja en evidencia lo frágiles que somos y lo mucho que debemos valorar cada momento de nuestras vidas. No solo es un disco esperanzador, también es un retrato de las cautivadoras emociones que se esconden en el interior de un equipo análogo; esos que en ocasiones suelen ser subestimados por ser un objeto tecnológico.


33. Björk - Utopia (One Little Indian)


Björk no estaba bromeando cuando dijo que "Utopía" era su Tinder Album. El romance que hay en las canciones tiene modernismos muy específicos donde hasta se dignó a componer una canción sobre dos nerds musicales. La idea podrá someterse a una discusión sin fin, pero al final no podemos tapar con un dedo las cristalinas emociones que se desprenden de "Arisen My Senses", donde la producción al mando de Arca choca de forma directa con los arreglos de cuerdas que elevan la parte vocal.

Es como cuando vez a la persona que amas y se te acelera el corazón sin poder controlarlo; así es cómo se sienten algunos momentos del disco como "The Gate", la misma "Blissing Me" y "Sue Me", canción que en lo personal me parece que es la mejores que ha compuesto en una eternidad. Pero ya saben, aún con la delicadeza que predomina en el álbum, también existen pequeñas dosis de densidad patrocinadas por Rabit en "Loss". La inestabilidad emocional que sirvió de base en "Vulnicura" encontró su balance perfecto en "Utopía"; Björk se hizo un reset interno y volvió a descubrir el amor.


32. John Maus - Screen Memories (Domino Records)


La nostalgia retro de John Maus es como una droga que necesita rozar con nuestro cuerpo en múltiples ocasiones. Es una adicción, pero es una de esas adicciones que en cada escuchada va adquiriendo un valor aún más especial.

En "Screen Memories" nos encontramos con un sonido mucho más rico, delicado y bien pensado, ya que si bien no es una novedad que Maus se tome su tiempo para construir sus propios instrumentos, en esta producción decidió incorporar distintos sintetizadores modulares para crear el colchón perfecto para su voz. El resultado es excelente y las melodías que se desprenden de ellos logró satisfacer por completo el deseo que tenía por su regreso.


31. Cigarettes After Sex - Cigarettes After Sex (Partisan Records)


Este es uno de los discos que podría haber odiado sin problemas: Es delicadamente dulce, vulnerable y la sencillez que tienen las canciones tiene una textura que en cualquier momento se puede romper pero... hay algo, hay algo en cada canción que justo cuando piensas que todo se va a desmoronar, vuelve a encontrar su camino para robarte un suspiro.

El futuro de una banda como Cigarettes After Sex es super difícil de predecir, pero al menos con este debut podemos decir que Greg Gonzalez logró desahogarse por completo para cantarle a su corazón y para que nosotros podamos adueñarnos de canciones como "Each Time You Fall In Love" y cantársela al nuestro. Si alguna vez tienen antojo de un algodón de azúcar, apaguen la luz y escuchen el disco, el efecto de satisfacción que tendrá en su interior será el mismo.


30. Forest Swords - Compassion (Ninja Tune)


Lo que ha estado haciendo Matthew Barnes con su trabajo es tomar una simple base tribalistica para convertirla en un mantra personal. "Compassion" es el disco donde finalmente logró darle a Forest Swords una personalidad donde la tendencia ritualística se ha hecho parte de él; es su común denominador para introducirnos a su singular universo con temas como "The Highest Flood", "Panic" (el sampleo vocal es magnifico) y "Vandalism". En general su segundo álbum es una experiencia bastante satisfactoria, sin nada complicado ni nada que venga a interferir con sus pensamientos más espirituales.


29. Vince Staples - Big Fish Theory (Def Jam)


Vince Staples hizo un disco que no tiene nada qué pedirle a nadie. La producción es impecable y eso se lo debemos al selecto gusto que tiene por los actos que se van moviendo en los terrenos DIY como SOPHIE, así como por Flume y Jimmy Edgar. Pero esos nombres son los primeros que figuran dentro de los créditos de "Big Fish Theory", ya que también hay aportaciones especiales de Kilo Kish, A$AP Rocky y Damon Albarn.

Si, la lista de colaboradores es bastante llamativa, pero acá lo que sobresale por encima de todo es el mismo Vince. Sus habilidades para rapear siempre aparecen en el centro de todo y eso le da una mayor fuerza a "Love Can Be", "Yeah Right" y por supuesto, su increíble "Homage". No es por nada, pero este jovencito es un genio.


28. Circuit Des Yeux - Reaching For Indigo (Drag City)


"Crea tu propio lenguaje" - Ese es el mensaje que esconde Hahley Fohr en "Reaching For Indigo". Esa frase tiene un singular significado para ella después de haber creado su álter ego, Jackie Lynn, a raíz de su necesidad de grabar un disco que fuera sencillo; uno que no requiriera tanta energía para encontrar todos los usos posibles que pueda darle a su voz.

En su regreso a Circuit Des Yeux, Hahley decidió que toda su estructura girara en torno a las tonalidades de su voz y con justa razón, ya que al tener un don barítono es capaz de someter un arreglo de cuerdas a sus propios deseos. Eso le puso un mayor sentimentalismo a "Black Fly" y un toque barroco a "Brainshift". Si bien el disco nos muestra a una persona mucho más consciente de su existencia, hay instantes donde la incertidumbre regresa a su corazón y la canaliza en un experimento kraut bautizado como "Paper Bag". Sin lugar a dudas, "Reaching For Indigo" es su mejor disco hasta la fecha.

27. Uniform - Wake In Fright (Sacred Bones Records)


Ben Greenberg ya tiene un amplio repertorio como músico y productor al haberse involucrado con bandas como The Men, así que una vez que se encontró con Michael Berdan era muy fácil deducir que lo que estarían haciendo en conjunto sería algo bastante podrido y enfermo. El resultado de su colaboración es Uniform, un proyecto que evoca el espíritu más devastador del industrial y lo funde con la velocidad del hardcore y la demencia del noise. "Wake In Fright" es un álbum que reúne todo lo mejor de los géneros previamente mencionados, proyectando una imagen bastante demoledora de la dupla con la que es imposible no sentir una satisfactoria ansiedad al escuchar "Tabloid" o "The Light at The End (Cause)".

Su discurso político se hace más notorio en canciones como "The Killing Of America", la cual incluso fue presentada con un vídeo que documentaba las regiones de Estados Unidos donde se han registrado tiroteos en masa. En alguna ocasión Geenberg publicó en Twitter que "si lo que han escuchado les parece demasiado ruidoso, aún no han escuchado nada", así que no puedo esperar más para escuchar lo que están preparando en estos momentos.


26. Chelsea Wolfe - Hiss Spun (Sargent House) 


Si bien desde el inicio Chelsea Wolfe estaba pisando los terrenos del metal, nunca se involucró de forma directa con el género y en lugar de eso solo le coqueteaba al incorporar drones y riffs que construían paredes de poder que en lugar de romperse servían para crear una atmósfera donde su voz se encargaba de seducirnos a la menor provocación. Esa embrujante voz cobró una forma aún más imponente; la bestia que se escondía en "Apokalypsis" y que encontró su razón de ser en "Pain Is Beauty" y "Abyss", ahora adquirió una confianza mayor en "Hiss Spun" para liberarse de la tensión que se fue acumulando en su corazón.

La ansiedad fue canalizada en una selección de canciones donde Chelsea Wolfe entabla una conversación directa con sus demonios. "Spun", "Vex" y "Particle Flux", son algunas de las canciones más fuertes y magistrales que ha grabado hasta el momento. "Hiss Spun" es un testamento donde ella y su banda finalmente encontraron la estabilidad que estaban buscando desde su concepción.


25. LCD Soundsystem - American Dream (DFA Records)  


James Murphy nunca ha tratado de aparentar algo que no es. Incluso desde que anunció la reunión de  LCD Soundsystem reconoció que (básicamente) su separación había sido una broma y que su nuevo disco no tendría nada que no hayamos escuchado en el pasado. Y aunque "American Dream" realmente no tiene nada nuevo, es un disco que solo viene a hacer énfasis en la importancia que tiene la banda dentro de un género que durante los dosmiles se fue estableciendo como algo irónicamente efímero.

LCD Soundsystem tiene un sello muy particular y eso se debe principalmente a las narrativas que sigue Murphy a lo largo de sus canciones. Hay un poco de nostalgia, de humor negro ("tonite"), de amor ("Oh baby)" y de esperanza ("black screen"), es el regreso perfecto de un colectivo que mientras estuvo separado se fue fortaleciendo gracias a las excelentes habilidades musicales que tiene cada uno de ellos. "American Dream" es un álbum honesto y que de un momento a otro te somete con canciones como "How Do You Sleep?".


24. King Woman - Created In The Image Of Suffering (Relapse Records)


Kristina Esfandiari tiene mucho corazón. Desde que adoptó el alías de King Woman y Miserable se ha encargado de dejar al descubierto sus emociones sin temor a nada. Y no la ha tenido fácil, así que eso provocó que su estilo de composición se fortaleciera de la misma manera que su sonido, comenzando por King Woman. "Created in The Image Of Suffering" es un álbum dominado por el dolor y el lado más hermoso de un estado mental donde simplemente queremos aislarnos del mundo para buscar la paz interior.

Su cautivante voz siempre aparece al centro de los volcánicos riffs de guitarra en canciones como "Deny" y su estelar "The Hierophant", sin mencionar su propia interpretación de lo que es una "Utopia". Sus letras son estrictamente personales y es muy sencillo encontrar una conexión directa con lo que sucede con ella. Este es un discos diseñado para generar una emoción que recorra cada parte de nuestro ser.


23. Downtown Boys - Cost Of Living (Sub Pop)


Con un trabajo en la producción por parte de Guy Picciotto de Fugazi, los Downtown Boys hicieron un disco vital para nuestra era. Es uno de los discos de punk más relevantes que han aparecido en los últimos años, ya que su mensaje político y social aborda un escenario completamente confrontador al momento de hablar sobre la violencia de género, el cual se dosifica de forma impecable con la dominante presencia de Victoria Ruiz en las vocales.

Hay un poco de spanglish, obvio, lo que provoca que el contoneo de las guitarras y el golpeteo de la batería desarrolle una adicción muy particular con la que nos tienen gritando "Somos Chulas (No Somos Pendejas)" y "Clara Rancia", sin mencionar que hay unos excelentes arreglos de saxofón y un par de linajes de sintetizador en "Lips That Bite". Quizá nos quedamos sin G.L.O.S.S., pero nos quedó Downtown Boys con una personalidad que no se anda con pequeñeces.


22. Perfume Genius - No Shape (Matador Records)


Los discos de Perfume Genius siempre están repletos de experiencias personales donde Mike Hadreas nos convierte en su confidente por excelencia. Ya sea contándonos los problemas a los que se enfrentó durante su niñez o los distintos señalamientos a los que se sometió por sus preferencias sexuales, al final siempre mantiene la fe para hablarnos sobre el lado más puro y hermoso del amor, así como la devoción que se le puede tener a una persona por el simple hecho de existir en el mismo plano que nosotros.

En "No Shape" somos testigos de un palpable sentimiento donde nos invita a liberarnos del pasado, de no mirar hacía atrás y simplemente recibir con los brazos abiertos el cariño que está por venir. "Just Like Love" es una de las piezas más encantadoras de su repertorio, mientras que en el corazón del disco aparece Weyes Blood en "Sides" para reforzar el delicado sentimiento con el que fue concebido este material.


21. Big Thief - Capacity (Saddle Creek) 


Aunque el año pasado sacaron "Masterpiece", debo decir que nunca me clave en realidad con el trabajo de Big Thief. Sin embargo esta vez decidí darles una oportunidad y no me quedó de otra más que ir a mi habitación y darme de topes en la pared. En serio, Adrianne Lenker tiene una voz super delicada con la que es inevitable no romperse y todo aquel que esté negándole su corazón está cometiendo un grave error.

En "Capacity" la banda se enfrenta directamente a los traumas con los que vivieron su adolescencia y que al mismo tiempo se encargaron de unirlos con su familia y sus seres queridos. Es un disco super bonito, super entrañable y que esconde canciones que sin problema pueden marcar momentos imborrables como una perdida humana ("Coma", "Mary") o un enamoramiento que parece ser producto del destino ("Shark Smile"). Lo único que necesitan saber es que al momento de escuchar el disco no sentirán nada más que amor.


20. Aaron Dilloway - The Gag File (Dais Records)


Oh fuck... Hablar de Aaron Dilloway es casi tan complicado como escuchar cada uno de sus trabajos. No hay forma de abordar el estilo que maneja sin imaginar un mundo devastado por el mismo ser humano. Todo lo podrido y lo impuro que existe es retratado con una abrumadora desesperación que carcome la piel.

Al final, él es un experto en el arte del noise y la experimentación sonora, así que en "The Gag File" es muy fácil detectar que "Ghost" y "Karaoke With Cal" son dos de sus creaciones más accesibles (sin contar lo que hizo en su momento con Wolf Eyes). Pero ese es solo el inicio de un sofocante infierno que se asemeja al estar encerrado en una habitación sin ventanas, a oscuras y que poco a poco te va asfixiando hasta acabar con tu vida.

Ahí está "Inhuman Form Reflected" con un sintetizador industrial que choca una y otra vez mientras persigue a la gente que grita desesperada por su vida; esos gritos nos acercan al vómito y la ansiedad con la que nos sumerje en "It's Not Alright". No hace falta decir mil palabras para llegar a la conclusión de que es uno de los mejores discos de noise que han aparecido en la última década.


19. Zola Jesus - Okovi (Sacred Bones Records)


"Okovi" es el trabajo más delicado que ha compuesto Zola Jesus hasta el momento. El álbum gira en torno a experiencias personales donde estuvo en contacto directo con la muerte. Ese proceso donde una pérdida de suma importancia volvió a sonar en su cabeza a raíz de que un familiar cercano intentó suicidarse. Es ahí donde canciones como "Doma" y "Siphon" adquieren una relevancia mayor al encontrarse completamente expuestas.

Este es el álbum donde Nika Roza Danilova nos abre la puerta de su hogar en un estado emocional bastante vulnerable, solo que al mismo tiempo logró canalizar esas emociones en un abrumador torbellino que se alimenta de su elegante oscuridad en "Exhumed" (las percusiones son impresionantes). La producción de cada canción es impecable, tiene unos tonos monocromáticos con los que podemos ser testigos del notable crecimiento por el que ha atravesado con cada material, tanto en su estilo de composición como en su parte humana.


18. Prurient - Rainbow Mirror (Hospital Productions)


¿Un disco de Prurient que dura 3 horas? FUCK! Si somos realistas, ese ya ni siquiera es un álbum como tal, incluso debemos tratarlo como un boxset donde Dominick Fernow quiso llevar las cosas al siguiente nivel para celebrar los 20 años de Hospital Productions. "Rainbow Mirror" es el retrato de la sofocante ambición que tiene para reinventarse a sí mismo y no caer en una monotonía donde sus experimentos se tornen predecibles.

Luego de haber jugado en "Frozen Niagara Falls" con tambores y guitarras acústicas, en esta ocasión todo gira en torno a la atmósfera que rellena de color cada canción. Su habilidad para moldear las distintas tonalidades del noise es simplemente impresionante, ya que para tener una duración de 3 horas en ningún momento se torna tedioso o aburrido.

El tipo ya sabe cómo engancharnos por medio de la tensión y la ansiedad que provoca escuchar una máquina en agonía. Cabe mencionar que "Rainbow Mirror" no fue producido únicamente por Fernow; este es el primer LP donde nos presenta a Prurient en el estudio como un trío complementado por Matt Folden de Dual Action y Jim Mroz de Lussuria.

17. Kelela - Take Me Apart (Warp Records)


A Kelela se le debe de tener un cariño muy especial por "Take Me Apart", su álbum debut, el cual parece que tardó una eternidad en ver la luz del día debido a que desde el inicio se dedicó a lanzar EP y sencillos esporádicos donde fue provocando un sutil encanto en nuestro interior. Y con justa razón, tiene una voz que emite emociones que seducen de forma abrumadora desde que entra en contacto con nuestros oídos.

Es muy fácil escuchar "LMK", "SOS", "Blue Light" e imaginarla moviéndose de un lado a otro; es como una ilusión donde en cuestión de segundos estamos recreando sus movimientos en nuestra habitación. Tal vez tuvimos que esperar mucho tiempo por la aparición del disco, pero al final esa espera realmente valió la pena por las altas dosis de sensualidad que escurren de él.


16. TOPS - Sugar at The Gate (Arbutus Records)


TOPS ama la nostalgia y la estética retro del pop. Es por eso que sus discos tienden a sumergirnos en un mundo donde los colores pastel van tomando formas que se adaptan a las sensaciones corporales que provocan canciones como "Cloudy Skies", en donde la lentitud de su sonido le inyecta una fascinante exquisitez a "Sugar at the Gate".

Si bien el disco es bastante simple, es ahí donde radica su belleza natural. En ningún momento se complican la vida; es como una relación que poco a poco se va dando en un estado donde los sentimientos nacen de forma genuina para fortalecerse y brindarnos una de las mejores experiencias. "Further", "Petals", "Marigold & Gray", son canciones perfectas donde la dulce voz de Jane Penny nos da un confort emocional que eleva la temperatura corporal y ese, queridos amigos, es solo uno de los efectos que provoca al escucharse por primera vez.


15. Pharmakon - Contact (Sacred Bones Records) 


"El álbum trata sobre ese instante donde la mente usa el cuerpo para trascender o escapar. Es sobre deshacerse de tus experiencias como ser humano y ver al resto de la humanidad de un modo más objetivo" - Los discos de Pharmakon siempre están rodeados de una claustrofobia que pudre la piel sin encontrar una limitación real.

Pero esa claustrofobia es producto de una experiencia. En "Abandon" nos presentó el lado más podrido de su alma para luego diseccionarse a sí misma en "Bestial Burden" luego de someterse a una operación que casi termina con su vida. En "Contact" toma las lecciones aprendidas de su pasado para que su mente logre trascender más allá de su cuerpo. La forma en la que se desgarra su garganta en "Nakedness Of Need" se asemeja al instante en el que trata de liberarse de sí misma y encontrar una paz interior con los escapes sonoros de "Sentient" y "Somatic".

La catarsis del disco sirve como un hilo conductor para que dentro de toda su ansiedad, podamos seguir contemplando la parte mas estimulante de Margaret Chardiet en la dualidad de "Transmission" y "No Natural Order". Este es un disco para liberarse y de algún modo podemos decir que Pharmakon se volvió a salir con la suya al cumplir con su cometido existencial.


14. Kendrick Lamar - DAMN. (Top Dawg Entertainment)


No soy un experto real en rap y hip hop, e incluso no creo ser experto al 100% de algo, pero no se puede negar que Kendrick Lamar está haciendo las cosas de maravilla dentro y fuera del género. Es un tipo muy inteligente y está llevando su carrera por terrenos que muy pocas personas se animan a recorrer.

En "DAMN." nos cuenta una historia que al inicio era un tanto compleja de descifrar (o algo así...) ya que comenzaron a circular distintas teorías donde incluso se mencionaba que el personaje de Kendrick había sido asesinado en "DAMN." para luego resucitar en un segundo álbum (que obvio no llegó). Cada momento está lleno de furia, es un álbum sobre la vida; sobre su vida, sobre el proceso de tener éxito después de tantos fracasos y el cómo esos fracasos lo ayudaron a ser el jefe que es.


13. Power Trip - Nightmare Logic (Southern Lord Records)


Si se llegan a encontrar con uno de esos tipos que dicen que "ya no hay ruoooock", "ya no hay guitarrraaaas" o una de esas blowjobs de que ya todo es digital, les pido que por favor le den un puñetazo en la cara mientras suena el "Nightmare Logic" de Power Trip. En serio, el disco golpea duro en la garganta por medio de sus rasposos riffs de guitarra y los chillidos que aparecen desde "Soul Sacrifice".

En lo personal y sin temor a que me mienten mi mamacita, les puedo asegurar que es el mejor álbum de metal de todo el año (en cualquiera de sus formas). Tiene brutalidad, es rápido, contundente, no se prolonga y le pone un punto final a las cosas en el momento adecuado.


12. Jlin - Black Origami (Planet Mu)


La cultura del footwork maneja una estética bastante compleja con la que si no se está completamente familiarizado, solo debemos detenernos un momento para contemplar su imponente arquitectura y tener una sana retroalimentación. Jlin construye monumentos musicales que en ocasiones son proyectados como una persecución en medio de la selva por medio de los hiperactivos arreglos en las percusiones, mismos que entablan una tensa conversación con los inesperados cortes que se encargan de someter nuestras extremidades para hacernos bailar.

"Black Origami" es su trabajo más demoledor hasta la fecha, ya que es una producción que en todo momento nos mantiene a la espera de algo grande; de algo que venga a alterar nuestra conciencia y cuando justo nos vamos acercando a su inevitable final cumple con su misión de forma impecable.


11. Pan Daijing - Lack 惊蛰 (PAN)


Pan Daijing es una artista en toda la expresión de la palabra. Canta, baila, diseña, produce, ejercita su voz con una práctica operística y es capaz de manipular un sintetizador de una forma en la que podamos imaginar como se contorsiona su cuerpo. "Lack" tiene de todo un poco, pero lo más brillante es que logra brillar por la fascinación y el hedonismo que existe en su interior, mismo que se disfraza de una orientación electroacústica en canciones como "Phenomenon" y "Practice Of Hygiene".

El corte más impresionante de este desorientado recorrido espiritual es "Act Of The Empress"; en ella encontramos una ambientación bastante siniestra que da pie a la aparición de un respaldo vocal que eleva su intensidad industrial. Este álbum está compuesto de vibraciones sonoras que te incitan a cuestionar nuestra razón de ser en un espacio donde Pan Daijing está comenzando a crecer.


10. Arca - Arca (XL Recordings)


El año pasado Alejandro Ghersi llevó al siguiente nivel su trabajo como Arca al samplear a Cocteau Twins en un mixtape que, en su momento más relevante, nos presentó su discreta habilidad para cantar en "Sin Rumbo". Ese cautivante track fue tan solo el inicio de un drama que se iba a desatar en los próximos meses durante la concepción de su álbum homónimo, en el que más allá de seguir incorporando secuencias electrónicas con una tendencia cristalina, decidió poner como elemento principal sus cuerdas vocales y con ello contar historias de amor y redención en "Reverie", "Anoche"  y "Piel", mismas que se sienten como el complemento perfecto de lo que en su momento fue una fantasmal "Sin Rumbo".

Arca logró encontrar la manera de reinventarse sin alejarse de sus ideales, así que habrá que estar muy al pendiente de lo que decida hacer en su siguiente paso.


9. Damien Dubrovnik - Great Many Arrows (Posh Isolation)


Loke Rahbek y Christian Stadsgaard son dos seres humanos incapaces de quedarse estáticos. Año con año se están involucrando en proyectos donde su maestría experimental se fortalece para seguir haciendo más sólidas las bases de Posh Isolation. Dentro de todas las cosas que hicieron este año, se encuentra este maravilloso release de Damien Dubrovnik. el cual explora las distintas expresiones de amor que pueden habitar dentro del espíritu de las personas.

Ya lo dijo el mismo Loke, "el amor consiste en amar incluso lo desagradable que hay en el cuerpo humano. El excremento que hay en un estómago y aún así querer besar ese estómago". Los ideales de la dupla se centran mucho en encontrar lo hermoso en el detalle más desagradable, y con "Great Many Arrows" no solo logran proyectar esa imagen, sino también logran cautivarnos por medio de las hermosas atmósferas que existen en cada segmento de Arrows.


8. JASSS - Weightless (IDEAL Recordings)


JASSS es una española bastante intrigante que en sus primeros lanzamientos optó por establecerse en los terrenos del techno, para después regresar a sus raíces e implementar sus conocimientos en diseño de audio para darle un toque mucho más abstracto y artesanal a su sonido. Es por eso que en "Weightless", su álbum debut, se aleja un poco de la acidez del techno para diseccionar su forma más intensa y combinarla con géneros muy diversos que tienen la experimentación como común denominador.

Todo en esta producción se reduce a los detalles; es un álbum que en cada pieza se aparecen distintos elementos que lo enriquecen de forma subliminal como la perturbadora base de jazz en "Cotton for Lunch", el cual sirve como un tributo de JASSS para sus padres. "Every single Fish In The Pond" tiene una textura tribalistica que sirve como preámbulo de lo que encontraremos al final del álbum con su sofocante "To Eat With Dirty Hands". Silvia Jiménez Alvarez, la mente detrás de este proyecto, es una de las más brillantes que han emergido en años recientes y lo mejor de todo es que apenas se está comenzando.

7. Austra - Future Politics (Domino Records)


El problema de los discos que abordan las problemáticas sociales que se siguen haciendo más y más evidentes en nuestra vida como la igualdad de género y la violencia contra la mujer, es que muy pocos de ellos presentan soluciones. En "Future Politics", Katie Stelmanis se encargó de atacar esa parte para presentar soluciones que van desde la raíz. El cuidado propio, tomar acciones verdaderas y no solo limitarnos a ver lo que sucede desde la comodidad de nuestro hogar.

Todo eso es narrado por Austra en un álbum sumamente exquisito donde se muestra en su forma más pura y honesta, cosa que tuvo mucho que ver con las experiencias que tuvo durante su estancia en México. El álbum tiene las mejores canciones que ha compuesto hasta la fecha como "I'm a Monster", "Angel In Your Eye", "Gaia" y por supuesto, su estelar "I Love You More Than You Love Yourself". El álbum tiene la fe y la esperanza que tarde o temprano todos necesitamos y que muchas veces parece haber desaparecido.


6. Blanck Mass - World Eater (Sacred Bones Records)


Benjamin John Power tiene un estilo muy particular y es muy fácil reconocer cuando se trata de él, ya sea al estar en Fuck Buttons o trabajando con su alías de Blanck Mass. El tipo sabe cómo demonios saturar una melodía por medio de una distorsión que, pese a tener tintes del noise de la vieja escuela, curiosamente también es una de las piezas más accesibles que pueden encontrar dentro de este universo. 

En "World Eater" nos encontramos con un trabajo impecable donde se dio el lujo de combinar distintos estilos en una misma canción: "Minnesota / Eas Fors / Naked". Es como encontrarnos con una agridulce capa de ruido que en cuestión de minutos se transforma en una nebulosa atmósfera que bien podría formar parte de un clásico de vaporwave. Quizá lo más fascinante de todo es que el álbum está construido con herramientas análogas y eso le inyecta una elegancia bastante sutil.


5. Priests - Nothing Feels Natural (Sister Polygon Records)


Todo en Priests se reduce al poder dominante de Katie Alice Greer, tanto en escena como en la parte vocal de "Nothing Feels Natural", ya que si bien no es ningún secreto que en el estudio siempre le den una pulidita a los arreglos vocales, en el caso de Priests les puedo asegurar que la ejecución de Katie es exactamente la misma tanto en disco como en vivo. 

El álbum reúne los elementos más digeribles del punk y el post-punk en general, sin dejar de lado el toque dulce que hace que "JJ", "Nicki" y "Suck" sean estúpidamente pegajosas. El disco es rápido, directo y es claro con el mensaje que trata de transmitir desde la primera canción, lo cual en pleno 2017 es bastante vital para nuestra existencia.


4. Mount Eerie - A Crow Looked At Me (P.W. Elverum & Sun)


Phil Elverum no hizo un disco para nosotros ni para nadie más que para él mismo. "A Crow Looked at Me" es la forma con la que quiso procesar la muerte de su esposa Geneviève a causa del cáncer. Es un paquete de canciones cuya belleza es directamente proporcional al dolor que se acumuló en su interior, ya que en ellas básicamente le canta a la memoria de su esposa, a su hijo y a la confusión por la que atravesó al momento de quedarse sin ella. 

¿Qué es lo que sigue? ¿Cómo sobrellevar la muerte de la persona que amas? La respuesta a esas preguntas siempre va a generar más preguntas; es por eso que con el alías de Mount Eerie hizo un ejercicio de purificación donde se enfrenta cara a cara con la muerte.


3. Fever Ray - Plunge (Brille Records)


"Sex is work, love is work, work is sex, work is love, the magical conversion of ‘is’ given impossible power by its delivery in music" - Si The Knife hizo un manifiesto con "Shaking The Habitual", Karin Dreijer Andersson lo puso en práctica con "Plunge". Su segundo álbum como Fever Ray llegó de la nada y aunque una parte de mí sospechaba que reactivaría sus actividades a raíz de la separación de The Knife, no esperaba que eso fuera a suceder tan pronto. 

Pero así fue y "Plunge" es un álbum donde celebra la igualdad de género, el adquirir distintas personalidades para experimentar el amor y las trabas que suelen poner los gobiernos para que las personas puedan disfrutar libremente de este sentimiento. Además, en esta producción podemos apreciar la voz de Karin en su totalidad, sin necesidad efectos y en todo momento se encuentra por encima de la parte instrumental de las canciones que, si bien sigue los patrones tropicales que utilizó en el pasado con The Knife, en "Plunge" le da un significado mucho más especial al recrearlas con una pasión donde nos presenta un mundo completamente renovado. 


2. Slowdive - Slowdive (Dead Oceans)


22 años, amigos, 22 largos años tuvieron que pasar para que apareciera un nuevo álbum de Slowdive, aunque obviamente a raíz de su reunión el tiempo fue muchísimo más corto en comparación a los deadlines de Kevin Shields. Pero bueno, el álbum homónimo de la banda solo vino a mostrar cómo se deben hacer las cosas al momento d crear un sentimiento con instrumentos musicales. Tan solo en "Slomo" nos reciben con una ambientación que crece y crece hasta que Rachel Goswell se hace presente con una palpable emoción que fue recorriendo cada parte de mi ser hasta provocar un escalofrío. 

La nostalgia obligada de su regreso no se puede tapar con un dedo, pero eso es algo que supieron manejar a su favor para que canciones como "Sugar For The Pill" tuvieran un impacto mayor en el escucha. Es un álbum completamente estable y que en definitiva es el reflejo natural de lo que tuvo que pasar con Slowdive luego de estar dos décadas sin grabar algo nuevo. Ellos ya no son los mismos de antes, ahora tienen familias, son más sabios y en su cabeza hay experiencias que estaban ausentes durante su adolescencia. Justo por eso "Falling Ashes" es el climax perfecto para un regreso que desde sus primeras notas toca lo más profundo del corazón.


1. Drab Majesty - The Demonstration (Dais Records)


Drab Majesty es la entidad creada por Deb DeMure, que a su vez es el álter ego de Andrew Clinco, baterista de Marriages, con el cual está moldeando a la perfección su propia visión del post-punk con destellos bastante luminosos provocados por el sintetizador. Pero el mundo de Drab Majesty no se limita a la parte musical, ya que en "The Demonstration" decidió ir un poco más allá y actuar con inteligencia de la mano de sus conocimientos ocultistas y su amor por la magia. 

En "39 by Design" encontramos referencias al culto Heaven's Gate y las personas que decidieron quitarse la vida con la idea de trascender de este mundo y reencarnar en una nave espacial. La complejidad del disco radica principalmente el tema de las letras: 'We all hoped to be finding the light We were alone on the Earth Searching for someone alike' canta Deb en "Not Just a Name", una hermosa canción que emite las mismas vibraciones del "Treasure" de Cocteau Twins, en donde nos comparte su teoría de lo que sucede cuando dos almas se encuentran y buscan la manera de fundirse en una sola sin importar que en algún momento necesiten reemplazarse para empezar de nuevo. 

El romanticismo del disco va muy de la mano con la ironía de vivir y morir creyendo en un ser divino que nos salvará de la miseria. Ahí está su magistral "Too Soon To Tell", "Cold Souls" (con un respaldo de Nicole Estill de True Widow) y los segmentos ambientales con los que congela nuestro pensamiento para robarnos una lágrima cristalina; una que se asemeje a las delicadas tonalidades que se desprenden de cada acorde de su guitarra.

Sé que no fue el disco más hypeado, el más escuchado o el que todo mundo ubica, pero si llegaron a este post por error o por simple curiosidad, de verdad necesitan experimentar "The Demonstration" para darle un significado a nivel personal e individual. Deb Mure es un ser humano bastante brillante, respetable y con un conocimiento que lo está llevando a crear cosas simplemente fascinantes.